Portada Entrada de Blog Conservar medicamentos en frigoríficos.

La correcta conservación de los termolábiles en los frigoríficos de farmacia es vital para evitar su desnaturalización y garantizar su buen estado. Así, el factor más importante que debemos tener en cuenta y vigilar frecuentemente es la temperatura del frigorífico. Tanto los medicamentos como las vacunas deben permanecer en un rango de entre 2º y 8ºC, por lo que el frigorífico debe estar equipado para asegurar esa temperatura en todo momento.

La refrigeración de la nevera es importante para que el frío generado en el interior del habitáculo tenga un reparto equitativo entre todas las zonas. Por ello, es importante no cerrar las rejillas ni colocar bandejas o cajoneras sin orificios que puedan interrumpir la circulación del aire dentro del frigorífico de farmacia.

Forma correcta de almacenar medicamentos en el frigorífico.

Además de seguir estrictamente estas recomendaciones, debemos tener en cuenta otros 5 aspectos que pueden influir en la conservación de los medicamentos:

  • No ubicar el frigorífico junto a la pared. Tratar de dejar un margen de al menos 15 centímetros para evitar la acumulación de calor.
  • Asegurarse de que el piso sobre el que se coloca la nevera esté nivelado, en caso contrario es importante que el frigorífico tenga patas regulables en altura que servirán para conseguir la nivelación de la nevera sobre el suelo.

  • No ocupar más del 50% del espacio del frigorífico y dejar suficiente distancia entre los termolábiles para que el frío circule correctamente.
  • No colocar peso en la puerta de la nevera ni en los estantes inferiores para evitar desajustes en el cierre de la máquina.
  • En el caso de que la nevera sufra una avería, se pueden utilizar acumuladores de frío, siempre y cuando estos se ubiquen en las paredes del habitáculo, respeten el rango de temperatura deseada y no entren en contacto con ninguna de las sustancias farmacéuticas almacenadas.

Por último, según la tipología de cada medicamento, debemos tomar unas medidas de precaución específicas;

  • Los termolábiles de composición líquida deben mantenerse en posición vertical.
  • Los viales multidosis, como la insulina, no pueden usarse más de una semana una vez pinchado el tapón. Además, debemos anotar en la etiqueta la fecha de apertura.
  • Los colirios tienen una prescripción de un mes como máximo de vida útil, por lo que también requieren de su etiquetado y su conservación con el envase cerrado.
  • La tuberculina debe desecharse a las 24 horas de su apertura.

Así, al realizar un exhaustivo control y registro de los termolábiles que manipulamos nos ayudará a su buen uso.

Neveras y Accesorios Thermolabil

  • Rejilla Estante Frigorífico Farmacia

    60,00 

  • Frigorífico Farmacia Thermolabil TH-074

    1.110,00 

  • Frigorífico Farmacia Thermolabil TH-094

    1.235,00 

  • Frigorífico Farmacia Thermolabil TH-188

    1.565,00 

Entradas relacionadas